Sin categorizar

Hacienda avisa: Dispone de los datos bancarios para evitar el fraude

Algunas empresas están recibiendo una carta de Hacienda advirtiendo que desde 2016 la administración controla todos los movimientos de cuentas bancarias. En su lucha contra el fraude fiscal, la Agencia Tributaria informa que cruza datos con entidades bancarias. No obstante, dicha información solo es utilizada cuando las bases imponibles del IVA o ingresos declarados no coincide con las entradas y salidas de las cuentas bancarias.

Esta carta se trata de un toque de atención para algunas empresas, al detectar que no coinciden los modelos trimestrales de IVA e IRPF 303 y 130, con los correspondientes modelos anuales 390 y 190. En este caso, la empresa no debe aportar documentación de ningún tipo, aunque conviene tener preparadas todas las justificaciones de ingresos, pues Hacienda podría hacer una inspección.

Dicha inspección –sin previo aviso– sirve para que la empresa tenga la oportunidad de justificar los ingresos. Es por ello que recomendamos disponer de los documentos que justifiquen la procedencia de todos los ingresos, ya que si existen incoherencias con lo declarado, podría acarrear sanciones.

Nuestra recomendación va dirigida a todas las personas físicas y empresas, aun cuando no se haya recibido dicha carta, ya que Hacienda podría hacer de todas maneras una visita sorpresa.

La Agencia Tributaria y las entidades bancarias

La Agencia Tributaria mantiene una relación bastante fluida con las entidades bancarias, especialmente en época de presentación de la Renta. El banco facilita el saldo de la empresa física o empresa a Hacienda al final del ejercicio, así como los intereses y retenciones.

Conforme a la Ley Tributaria, las entidades bancarias deben facilitar parte de algunas de las operaciones, pagos e ingresos. La inspección tiene el objetivo de evitar el blanqueo de dinero y descartar economía sumergida. El foco de atención está generalmente en el IVA que el autónomo o empresa se encarga de recaudar.

La AEAT ha intensificado sus actuaciones de seguimiento en 2017 con el fin de evitar el fraude del IVA. Los comercios dedicados a la venta del producto final son los más susceptibles de recibir una de estas misivas. También por lo que se refiere a operaciones intracomunitarias, para evitar el fraude carrusel, uno de los sistemas de elusión fiscal más comunes.